Fashioning Fashion II: La revolución textil y la llegada de la moda

Bueno, bueno, bueno… qué de cosas hay estas semanas, ¿verdad?

Tomemos un respiro, y repasemos temas imprescindibles antes de seguir adelante.

Estábamos comentando la exposición de Fashioning Fashion del Louvre, cuando nos detuvimos en plena chicha de la historia: el huevo o la gallina ¿Fue primero el diseño de moda o la industria?

Nos quedamos a puertas del s. XIX, donde los aires ingleses llegaron a Francia e impusieron su forma sencilla y practica de vestir (recordad que las mujeres hasta entonces llevaban cestas en las caderas). Pronto llegaría la Revolución Francesa y, con ella ¡la  revolución del armario!

jacqguard

 Las historias que llegaban de lejos, los catálogos, las revistas de moda y el estilo de países vecinos mellaron los gustos. Era momento para el cambio: se dejan de usar los corpiños de ballenas, y aparecen prendas nuevas para hombre y mujer como el “redingote” (adaptación francesa de los riding coats o capas de montar a caballo) prima hermana de la chaqueta americana, esa que no te quitas ni para ir al monte.

 El fenómeno “se lleva” se empieza a generalizar en las calles: en lo que he actualizado el bloglovin hemos llegado al año 1804. Existe una especie de fenómeno celebrity (que ellos aún no saben que se llamará así, por supuesto) y a la emperatriz Josephine de Beauharnais todos la van a ver coronar. Y no sólo por el evento en sí, que además seguramente si no ibas tendrías problemas… sino porque su vestido blanco fue todo un espectáculo para los allí presentes. De repente, ¡tiempos pasados fueron mejores! Volvió lo neoclásico ¿Qué os pensábais? ¿Qué es nuevo eso de “no se me ocurre qué estilo llevar y me pongo el vestido de mi abuela”? Pues no. Hasta eso ya está inventado.

neoclasico

 De esta época se quedó el corte imperio, el canesú alto, las mangas farolillo y las chaquetitas cortas de aire napoleónico.

jacquet_LACMA-5d197

En la calle seguía imperando el estilo inglés. Menos es más. Los oficiales de Napoleón son los culpables de tu adicción a los chales de cachemir, que trajeron por entonces tras la campaña de Egipto. Y como a río revuelto, ganancia de pescadores, el sector textil saca partido de este momento de revolución y cambio: surge el Telar de Jacquard, una super revolución en la producción textil. “La industria” con mayúsculas ha nacido. Sí, sí. ¡Lee otra vez! ¡Fue la industria la que posibilitó la expansión del sector y gremio textiles en la población! Si bien es cierto que la RAE ya nos dice que la moda es “un uso o costumbre que está en boga durante un determinado tiempo o país, con especiliadad en los trajes, telas y adornos“, no dice nada sobre su origen. Por otra parte, también, la moda tal y como la entendemos hoy en día (estudio,diseño y arte) no existía hasta un tiempo después de la revolución industrial textil. Por lo tanto, ¿qué opinas tú? ¿Existía o no existía La Moda antes de la revolución industrial? Imagino que la respuesta está en lo que cada uno interprete que es LA MODA.

vestido azul

En lo que miras el diccionario y me dejas tu comentario en el facebook  (gracias) hemos llegado al año 1830. Ya existen los “carrick coats” (la capa como la de Sherlock Holmes), y las mujeres han vuelto a cambiar de tornas y llevan la famosa figura del reloj de arena: mangas anchas, cintura estrecha, y falda acampanada a la altura de los tobillos.

vestido blanco

El tema está en que con los nuevos telares son capaces de hacer textil con una gran variedad de texturas, hilos y volúmenes. La producción de tela es tan alta que se empiezan a crear vestidos para todas las ocasiones (se mete de nuevo el dedo en la llaga). En 1830 Barthélémy Thimmonier inventa la máquina de coser. Con ella ahora la elaboración de los trajes es parcialmente mecanizada y  su coste es mucho más reducido. La Industria aprovecha la introducción de la mujer en la agenda de ocio: reuniones a la hora del té, paseos por la playa, partidos de tenis… y se cambia ¡hasta 6 veces al día de vestido! “La ocasión lo merece“, piensan…

Hemos llegado a 1860 (que te has despistado cuando has ido a beber agua) y se ha creado una nueva mujer: llevan colores llamativos gracias a los nuevos tintes artificiales, y los aros metálicos de la crinolina de Thomson la liberan de las múltiples enaguas que llevaba. Desde este momento hasta finales del ochocientos, la moda evoluciona fugaz.

 La crinolina desparece dejando paso al estilo princesa (llevan un “pouf” en el trasero) y se rinden a este estilo icono, famoso por sus moños altos recogidos en la nuca.

bustle

 La explosión se torna cultural: aparecen los dandis, nuevas influencias venidas de oriente… se acaba el siglo XIX ¡y esto está que arde!

dandy

Por hoy ya hemos aprendido suficiente. Que después de la pregunta que te he lanzado sobre qué opinas sobre si fue antes la Industria o la Moda aún estás con el gesto torcido. Pues sí, así lo cuenta la historia. Al menos, la de esta exposición.

¿Has tomado nota? En el próximo post, llegan los diseñadores, la babuchas y los turbantes ¿Curiosidad? Pues ya sabes. Sigue leyendo…

hasta pronto.


Todas las fotos pertenecen a la colección de trajes de LACMA para Fashioning  Fashion
en Les Arts Decoratifs
, Louvre, París

4 thoughts on “Fashioning Fashion II: La revolución textil y la llegada de la moda

  1. Pingback: Fashioning Fashion III: el siglo XIX y el nacimiento del haute couture y el street style | Puritoentusiasmo

Thanks for your comments!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s