Fashioning Fashion III: el siglo XIX y el nacimiento del haute couture y el street style

Las cosas llegan a su fin, y éste es el tercer y último post sobre la exposción de Fashioning Fashion que está hasta el 23 de abril en Les Arts Décoratifs de París, y que yo visité en enero (lee el Fashioning Fashion I y II). Ohhhhh…

En el último post, dejamos el recorrido de la exposición a punto de caramelo y eso significa que llegan los platos fuertes: las tendencias de otros países y el mundo del diseño.

Hacemos un breve repaso a lo acaecido en la Historia de la moda hasta el momento: hemos recorrido el siglo XVIII y vivido muchos cambios: la crinolina ya no existe, y se lleva el estilo “princesa”. En Europa las mujeres (las que pueden, claro) se cambian 7 veces al día de traje, ya que hay que llevar uno para cada ocasión… Los vestidos son majestuosos, con telas muy ricas, bordados, lazos… Se usan tantos metros de tela que cuando se ajan los trajes se deshacen y se reutiliza la tela para hacer otro nuevo. La Revolución Industrial ha favorecido la democratización del buen vestir. Aparece lo que llaman la “moda actual”: un vestido para cada mujer y cada ocasión. Digamos que es el nacimiento del Street Style. El tatatatatatarabuelo de Inditex.

Así pues nos encontramos en 1890. Los hombres no salen de casa sin su sombrero de copa, su reloj de bolsillo, y su alfiler de corbata. Las mujeres cada vez llevan faldas mucho más sencillas, y un corpiño con chaqueta, que sigue ahogándolas en pro de una cinturita de tallo de amapola. El vestir se va simplificando, la industrialización lo facilita. La elegancia y la sencillez toman relevancia.

El furor textil va en aumento y estilo en las vestimentas cambia con muchísima rapidez. Con la apertura forzada de Japón en 1853 el “japonismo” (los seguidores de Balenciaga conocen bien qué significa esto) llegó a Occidente en forma de golondrinas, naturaleza, y cascadas de agua. Para plasmar estos dibujos en los tejidos se vuelve a la elaboración artesanal (bordados a mano), frenando el exceso de lo industrial, y poniendo de relevancia  el valor del objeto único.

bordado

Los kimonos se ponen de moda como atuendo para la hora del té, surgen prendas fetiche, la lencería empieza a perfilarse como un arma de seducción, y se extiende la idea de la existencia de amplias posibilidades en el estilo y el vestir. Un nuevo cambio en el sector es inminente.

botas

Intimate_Apparel_Magnet_600_large

Te creías que íbamos a entrar en 1900 y que entonces empezarías a leer nombres y nombres de diseñadores de moda… ¡Ja! ¡Pues no vas rápido tú ni nada! En 1858 Charles Frederick Worth creó lo que hoy conocemos como taller de alta costura, o haute couture. La gente iba a verlo a su establecimiento y salían con trajes hechos a medida. Es, para muchos, el primer diseñador de la  Historia de la moda. Paul Poiret, su aprendiz, abrió su local en 1904, y se hizo famoso por su gusto por lo oriental y repensar el vestido femenino. En adelante, vendrían Madeleine Vionnet o Jacques Doucet, precursores de los grandes modistos que ya conocemos hoy en día. Sí, ahora sí que puedes ya empezar con el elenco de diseñadores.

xix

Para terminar, quiero compartir unos detallitos de la Historia que, si bien no están en los contenidos oficiales de la web de la expo, yo recopilé ya que me parecieron muy significativos y un claro ejemplo de cómo se lanza una tendencia (lo que comento a continuación no se presenta  en los contenidos de la web oficial, que, por cierto, sólo está en Francés…).

Y los textos de las cartulinas de la exposción decían algo así

Cuenta la historia que, allá por 1909 los ballets rusos en París y sus sets de teatro y vestuario inspirados en Oriente influyeron mucho en la moda. Dicen que Paul Poiret y las Hermanas Callot contribuyeron a extender esta tendencia introduciendo el brillo, los estampados exóticos y nuevas prendas de en la ropa de mujer como los pantalones de harén femeninos. Nadie debía de atreverse a ponérselos hasta que, 1911, Poiret dio una fiesta inspirada en el libro de “The thousand and second night” (Las mil y una noches). La invitación decía “An outfit inspired by oriental tales is expected” (Se espera asistan con atuendos inspirados en los relatos orientales”. Su mujer se presentó con un turbante con plumas y unos pantalones harén de raso. Fue la encarnación de la fascinación de Europa por Oriente.

turbante

babucha

Y desde entonces hasta ahora, la historia de la moda continúa y se recicla ¿Cuántas de vosotras habéis llevado este invierno un turbante de punto? ¿Y cuántas tenéis pantalones de harén en el armario para verano? Disfrúta de la moda, ahora tú estás siendo la protagonista.

Para no dejarme ningún fleco, y como me fascina el magnífico trabajo de esta exposición del LACMA, os dejo con el post de Clarissa Esguerra and Nancy Lawson Carcione para UNFRAMED, The Lacma Blog, sobre el montaje y la puesta en marcha de esta exposición. Espero que os haya gustado la saga.

Ver el post y los vídeos de montaje AQÚÍ

Todas las fotos perteneces al diorama de la exposición Les Arts Décoratifs

One thought on “Fashioning Fashion III: el siglo XIX y el nacimiento del haute couture y el street style

  1. Amo el bello arte del bordado a mano ! Doy clases de bordado a mano. Bordo con todos los materiales. Se las tecnicas de relleno, realce, calados, festones, vainillas, richelieu, etc.

Thanks for your comments!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s