Londres y el fenómeno de las charity shops, Hello!

Viajar es en mi esencia un prurito incurable que me rasco siempre que la economía y los callos laborales me lo permiten. Si, me rasco con gusto e inevitablemente.

Londres es ese sarpullido que tengo permanente en una de mis piernas y al que le dedico tarros enteros de pomada on-line. Cuando la obsevancia se vuelve insuficiente cojo un avión y me acerco en persona, siendo este viaje un tónico calmante para mi comezón epidérmica ¿Qué ingredientes componen esta pomada refrescante? Uno de sus principios activos ha sido el rumor del nuevo fenómeno en shopping: las CHARITY SHOPS.

En conversaciones de éstas en las que arreglamos el mundo con un café y una rebeca para el relente del atardecer, me aseguraban mis contactos británicos que las actuales políticas del Gobierno inglés están llevando a la isla a la eliminación de las clases intermedias; al menos en Londres.

En los últimos años las charity shops se han convertido en las nuevas “second hand shops” que antes recogían los tesoros textiles de las fashion addict.  But not anymore. Estas entidades benéficas, nacidas en los últimos años de 1800, han resurgido y encontrado en el sector de la venta de moda de segunda mano (a través del formato del comercio tradicional) una gran fuente de ingresos. Además de dar una segunda oportunidad a la ropa, estos establecimientos que venden de todo a precios supuestamente irrisorios, se han convertido en objeto de deseo para muchas fashionistas del vintage y chicas trendy que no tiemblan a la hora de llevar algo usado.

Los londinenses, con un concepto mucho más avanzado de lo que es el reciclaje de la ropa y su segunda vida, han llevado este movimiento hasta el punto en el que las “second hand o vintage shops” han quedado en un segundo plano. Las espigadoras de moda van directas a los “Charity Shops”. No sólo encuentran piezas exclusivas sino que, además, contribuyen con la causa.

Y es que es el fin propio de estas tiendas (la caridad o la atención de proyectos sociales) el que las convierte en la primera estación donde mujeres adineradas de la capital del pop apean sus armarios en desuso y, para muchas familias, es el destino preferido de las ropas de sus fallecidos, habiendo, entre todos, creado el mito.

La agenda más importante londinense, la Time Out, posee en su plataforma on-line un listado con las “mejores Charity Shops”. Por su parte, en All in London  las recomendadas no tienen fin. Sí, molan. Pero antes de ponerte las zapatillas y reservar los billetes de avión, aquí van mis experiencias con esta moda benéfica.

Hello! ¡No existo! (o lo que es lo mismo, la necesidad de verificar que el comercio está en activo)

El comercio minorista comparte una característica universal: su capacidad del cierre inmediato. Las tiendas cierran de un día para otro pero, las agendas y listados on-line es difícil que lo actualicen, a menos que los propietarios lo notifiquen. Así fue como NO encontré por haber cerrado el local y cesado su actividad las tiendas de Oxfam, en Eartham St. (dado que es una de las entidades con más filiales en Gran Bretaña, no me extrañó del todo, he de reconocer) o la de Sam Walker, en Endell St., por ejemplo. No había rastro de ellas. En sus locales comerciales había otros establecimientos ¡Pero en los listados aún vienen recomendadas! ¡Y en puestos altos! Aunque sean tiendas de moda benéfica parece ser que comparten todas las dificultades del sector comercial minorista… Antes de ir, busca la forma de verificar que la tienda a la que quieres acercarte sigue abierta.

Hello! ¿Grandes colecciones de zapatos, decías? (o lo que es lo mismo, la imposibilidad de predecir lo que te vas a encontrar a la venta)

Trinity Hospice, en Kensington Church St. es una de esas charity shops que aparece entre las 10 mejores de Londres por su “gran colección de zapatos y bolsos” ¡Pues sería en otro momento del año! Cuando fuimos  apenas había nada (unos 6 bolsos y no más de una docena de zapatos viejos, feos, y bastante usados). Nada que ver con las maravillas que se dicen de ella. Algo que hay que tener en cuenta es que las tiendas dependen de las donaciones de la gente. Si bien sí que puede haber una indicación sobre el estilo, nunca están asegurados los contenidos de las charity shops.

Hello! ¡Yo sí que existo! (o lo que es lo mismo, busca tiendas fuera de las listas de los top ten)

IMG-20140424-WA0000

Si bien la tienda de ropa del Trinity Hospice fue una decepción, la visita mereció la pena: en ninguna lista leí nada sobre que, junto a la de ropa, hay otra maravillosa de libros ¡Sorpresa! Ésta sí que tiene tesoros.  Joyas sobre el cine, música, viejas colecciones, cocina… Amantes de los libros, anotad la referencia. No la encontraréis en ningun listado, pero existe.

Tampoco ninguna página recomienda el establecimiento del Trinity Hospice en Elephant&Castle, en Southwark, donde no hay ropa de marca, pero sí  una multitud de objetos típicos de la vida cotidiana de un barrio del sur londinense. Resulta interesante, sobre todo si te gustan los “chibis” u objetos curiosos. Al final, aunque es una tienda modesta, es más real. A tener en cuenta.

Hello! ¿Dónde decías que hay una buena charity shop? (o lo que es lo mismo, ¿cómo encontrar CSs con contenidos de alta gama a la venta?)

Si no encuentras alguna blogger que haya posteado algo recientemente, aquí dejo un consejo útil para localizar CSs con buenas prendas. Eso sí, os lo recomiendo sólo si váis a pasar allí muchos días. Es una árdua apertura de camino.

Es, lo que a continuación os expongo, resultado de mi experiencia y de consejos de los propios londoners: Como estos establecimientos dependen de lo que da la gente, al final, las mejores cosas y de más valor suelen estar en los barrios más “wealthy” o ricos de la ciudad ¿Cómo detectarlos? El Norte de Londres es, en general, algo más pudiente que la zona sur. En mi caso, en mi visita a Warwick (Little Venice) di con contenedores de ropa llenos (recuerda que ésta es otra de las formas de donar ropa para las CSs). El paso siguiente era buscar en internet si esa entidad tenía CSs y dónde estaban. No llegué a hacerlo. No me daban los días ya de sí. Pero es una forma de ir sobre seguro. Si tienes intención de pasar más de 15 días por la ciudad, y ya has visitado todo lo que tenías que visitar, esta experiencia te va a gustar. Además, te lleva donde jamás creíste que Londres seguía teniendo su nombre…

Hello! ¿Es que lo demás no molan o qué? (o lo que es lo mismo: ya que estamos, hay que aprovechar el viaje y visitar también las second hand y las vintage shops ¡faltaría!)

Cuando los pies te maten de ir de un barrio a otro y ya estés hartita, déjate de CSs y ve directmente a las vintage shops o a las tiendas de segunda mano, que aunque lo de las CSs está arrasando, para los que llegamos de nuevas, puede ser frustrante. Y su concepto de “segunda mano” y “vintage” ¡sigue siendo tan refrescante!

Hornets (deliciosa, pero sólo ropa de hombre), Rokit (impresionante), Black Out (sútil y delicada pero algo carilla) PoP shop (pop, ¡y rockera también!) son algunas de las que visité.

La que más me gustó fue Hornets, en Kensington, (sí sí, la que es sólo para hombres), con prendas preciosas, a medida, casi históricas, y asequibles (jerseys a  35 libras). Si viviese S. Holmes compraría allí, seguro.

IMG_20140417_153229

IMG_20140417_153243

Y en plan vintage total, la que más me gustó fue Rokit. Con Levi’s a 8 libras, turbantes a 5 libras… si te va la ropa de los 80,  ésta es tu tienda (tengo que decirlo ¡es enorme! Ve con tiempo y piérdete entre sus burros de ropa).

IMG_20140418_135722

En la Pop Shop me probé un vestido a lo Pucci, un mono de camuflaje de los 80, vi carteras, cazadoras… nada me convenció. Pero volvería sin dudarlo. Es divertida y diferente.

pop store

Me vais a disculpar la calidad de las fotos. No llevé la cámara. Imposible cargar todo el día ni con un gramo más de lo que ya llevaba. Espero que la información, al menos, os sea útil.

Con la lección aprendida, guardados los apuntes, y hechas las correspondientes anotaciones, descansa ya mansa la comezón, hasta que el ardor me regrese a una nueva aventura ¿Cuál será mi empresa? ¡Oh fugaz destino! ¡Londres aguarda, la odisea es camino!

Tom Thumb’s bread crumbs to London…

2 thoughts on “Londres y el fenómeno de las charity shops, Hello!

    • ¡Muchas gracias! Un gusto presentar realidades del mundo de la moda a través de nuevos prismas. Un besazo y ¡¡mil gracias por tu apoyo!!

Thanks for your comments!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s