El retorno de lo trendy y lo que el viento nunca se llevó

Bueno, bueno, bueno, bueno… Ya iba siendo hora de que regresara por estos lares. Disculpad la ausencia.

Recién termino de dar una vuelta por las tiendas, ver las nuevas colecciones, husmear las galerías de las fotos de las últimas pasarelas, y ojear la Vogue y la Elle varias y repetidas veces… Definitivamente, este año la cole de primavera va a ser un poco aburridita ¿no?.

Vuelve todo lo que ya un día fue lo más: las perfecto de colores pastel, el verde militar, las flores por primavera, el blanco, el amarillo, los encajes, los pantalones campana… Leía en Vogue.com recientemente que Gucci, Cavalli, Rodarte y Prada se rendían al estilo “nerd”. Me encanta. Ya estamos todas. No hay estilo que no esté de moda.

 

vogue_news_344676532_620x(foto de Vogue)

Ya. Diréis que esto es muy positivo, y que mola cantidubi dubi dubi que todo valga. El problema es que la ausencia de nuevas propuestas de moda deja también un vacío creativo en la industria y da la sensación de cansancio y cierta desidia por parte de las grandes firmas.

Veía ayer la presentación de la colección de Chanel en la barra de un bar, inspirándose en las brasseries francesas (ellos dicen parisinas, pero en Hendaya y Burdeos también las hay…) . La puesta en escena  me ha parecido maravillosa: un nuevo concepto de pasarela, un nuevo escenario, un sitio donde la pesentación textil se contextualiza. Sin embargo, la colección en sí no me ha causado la misma sensación…

La propuesta, sin dejar de ser maravillosa y estar llena de hitos de la moda, rescata looks hiper clásicos, cuerpos de terciopelo, chaquetas de lana tres cuartos, cazadoras mullidas, y zapatos años 80, hoy en día relegados a las hormas de ancho especial para las abuelas.

chanel_pasarela_765163911_620x930

Había sorpresas, claro, como bolsos-plato, y maquillajes realmente intensos que te dan ganas de imitar (unas maxi sombras en negro que inmediatamente he visto adorar ya a varias trendsetters) pero… No digo que este tipo de colecciones esté mal. De hecho, recuperar la comodidad y el comfort es un avance y da puntos a las firma. Pero es inevitable sentir esa ausencia de riesgo… Sí. Aunque toda la cole me haya gustado, no lo puedo evitar. No me ha sorprendido.

Se supone que con las nuevas colecciones se movilizan los armarios y se da la oportunidad de adquirir prendas nuevas, de mejorar estilos, de probar nuevas formas y texturas. Pero se repiten piezas, patrones, estampados, colores, tejidos… Y se rescatan prendas de los 70, los 80, ¡hasta de los 60! ¿Quién no va a tirar de fondo de armario? Ahora más que nunca la improvisación, la mezcla, y el mix entre temporadas y el vintage van a ser los reyes los próximos meses.

¿Quién no tiene un vestido de flores, un pantalón campana, unos jeans rotos, una chaqueta tres cuartos, o una falda pantalón de su madre? ¿Tú? Pues mira. En eso, estamos de suerte. Si te falta alguna de estas prendas históricas en el armario este es tu momento para hacerte con una. Yo es lo que estoy haciendo. Estoy encontrando maravillosos básicos, como jerseys muy femeninos de punto fino, que ya hacía tiempo que no encontraba. Eso sí. Yo recomiendo invertir un poquito en prendas de calidad. Como puedes ver, todo vuelve, y no se sabe nunca cuándo.

I’m back, babies.

alvarez_rolandgarrosLilí de Álvarez, en Wimbledon, 1931, con la falda pantalón de Elsa Schiaparelli. Sí amiga, eso que llaman ahora “culottes” es de antes de que tú nacieras…

Thanks for your comments!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s