La importancia de adquirir buenas prendas

Te levantas un buen día inspirada, te pones un café y piensas: “hoy voy a hacer algo con mis manos, y voy a contribuir al mundo de la moda”. Te sientes el hada madrina de Cenicienta y piensas sacar un traje de fiesta con cuátruple tutú y mangas farolillo de tul en “dibidi dabidi dú”.

Así de decidida me apunté al taller de moda sostenible de Tytti Thusberg, y nada menos que en el Museo Balenciaga. El objetivo: darle una nueva vida a una camiseta vieja. Bien. Por algo se empieza. No sé rescatar unos Levi’s viejos más que metiéndoles la tijera. Ese curso era para mí.

Tempranito, allí estaba yo. Lista y entusiasmada, a las diez de la mañana, dispuesta a hacer algo con mi camiseta. Bueno, “camiseta”, así, en singular, no. Por si la cosa no funcionaba, a falta de una, llevé tres. No fuera a ser.

P1080603

P1080604

P1080600Taller de cursos del Balenciaga

Nos pusimos manos a la obra: aprendimos varias técnicas de aprovechamiento del tejido (haciendo fuxicos y flecos, superposiciones de telas, etc) y luego su aplicación. La cuestión era, con tejidos viejos, conseguir un nuevo aspecto y devolverle el uso a la camiseta que habíamos llevado.

P1080619

Yo saqué mis camisetas, que eran todas del año de maricastaño, y las uso poco más que para ir a la piscina o de repuesto por si hay que cambiarse para conducir y no sudar lo puesto, o nada más.

Una la llevé porque tenía las costuras viradas. De Zara, sí. Os lo imaginábais. La otra, de Mango, de hace más años que Matusalén. Siempre ha sido de un algodón muy suave, pero desde el inicio se le hacen agujeritos. Imposible de llevar. Parece que la recorren los ratones invisibles y en vez de ayudar, como a Cenicienta, a la camiseta le han hecho la puñeta. Y por último, llevé una camiseta de  la marca Religion, que en los 90 y a principios del 2000 era lo más en tendencia destroyer (lo que hoy viene siendo punk chic) y hoy es algo más fina, y más estilosa.

P1080633

Nos pusimos manos a la obra. A ver, a ver… Les dimos ocho mil vueltas a las tres camisetas.

Llegaron los de la EITB, que querían hacer grabar unas imágenes y tomar unas impresiones sobre el curso. Me preguntan qué estamos haciendo allí, y yo les hablo de mis camisetas y de mi proyecto de revivirlas. El vídeo (véase momento 15:32:01) se emitió en abierto a todo País Vasco. Bueno pues, chicos, los de la EITB, si estáis leyendo esto, deberíais volver a grabarme para ver los resultados.

A excepción de la camiseta de Religión, las otras dos eran tan penosas que no merecían la pena ni arreglarlas. Tytti me vino a decir algo así “que la prenda sea buena es un básico imprescindible. Incluso siendo vieja, la puedes reaprovechar. Pero si ya la base es defectuosa, y el tejido de muy baja calidad, no tiene solución. No merece la pena”.

El arreglo de la camiseta de Religion era muy muy muy difícil. Estaba descolorida y necesitaba largura… La dificultad no me desanimó. Primero quise aprender las técnicas que nos había enseñado Tytti, y luego ya pasé al lío.

fuxico, bases

haciendo fuxicos

bolso de titty y fuxico

relieve de los fuxicosBolso hecho con técnica de fuxicos

El “dibidi dabidi dú” no funcionó. Lo intenté por activa y por pasiva: bailando el chá chá chá, caminando hacia atrás, en Italiano (dibidi dabidi té), y en Chino (dibidi dabidi ché), y nada. Allí no había milagrito que sucediese. Me gustaría enseñaros el resultado final del arreglo, ¡pero por el momento no hay mucho más que lo que véis! Si es que de dónde no hay, poco se puede sacar…

Moraleja: Gástate 25€ en una camiseta de algodón decente, leñes. El día que decidas reciclar las que tienes viejas, como sean malas, no lo haces ni con la ayuda de tu hada madrina.

Aquí las últimas creaciones de Tytti Thusberg, maravillas hechas con textil desechado y otros productos de desecho industriales (como caucho).

P1080608

P1080613

P1080616

 

4 thoughts on “La importancia de adquirir buenas prendas

  1. Menuda verdad! me recordó a mis y-shirt de H&M. Muy bonitas pero con la primer lavada se le hacen hoyitos. Ni para trapo de limpieza sirven porque el material es muy deprimente.

    • Cierto Sandra. Hay muchas camisetas que en ya en la primera lavada se delatan… Mejor pagar 20€ o 30€ y llevarla 3 o 4 temporadas. Gracias por comentar y por leerme. Un fuerte abrazo

Thanks for your comments!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s